Archivo de la categoría: The Real Life

Enough is enough

La gente del software libre no cobra por sus presentaciones, así que buscaremos a otra persona.

La cita anterior es de un funcionario público ante mi sugerencia de cobrar viáticos para ir a dar una presentación a una institución pública.

En realidad no esperaba nada de esta actividad, pero ante la insistencia de mi contacto de conseguirme por lo menos el transporte y el almuerzo, dije que sí. Y no es nada fuera de lo común, en muchas ocasiones conseguimos fondos para pagar el transporte o la comida de los voluntarios y conferencistas que donan parte de su tiempo para apoyar en eventos y proyectos.

En mi opinión, es lo menos que se puede hacer por aquel que deja de trabajar un día o sacrifica el tiempo libre de su familia (o novia/novio) para apoyar a la comunidad. Un plato de comida no es nada, pero por lo menos el gesto te hace sentir valorado.

Según parece, en el caso de la institución pública que menciono al inicio, y cuyo presupuesto del 2010 anduvo por encima de los 700 millones de córdobas, los 70 pesos de un almuerzo es un gesto demasiado grande.

No me extraña lo anterior. El Estado de Nicaragua ha mamado la teta de la comunidad por varios años. Y para ser justos, unos pocos miembros de la comunidad también han mamado la teta del Estado durante varios años gracias a la comunidad.

Y no es que el lucro sea malo… lo malo es lucrarse a costa del trabajo de los demás.*

Hace ya bastante tiempo que me he sentido mal por esto, el trabajo en la comunidad es algo que realmente me gusta y me llena de mucha satisfacción, pero al mismo tiempo siento que a nadie le importa o valora muy poco todos los sacrificios que se hacen.

Especialmente me hace sentir mal el hecho de que le he robado tiempo a mi familia. Pero encima de todo, ya me cansé que me estén usando. Enough is enough.

So long, and thanks for all the fish!

*) También conocido como explotación, abuso, estafa, chantaje.

Microsoft Installfest?

I felt a bit like in the Twilight Zone this morning when several friends from the community tipped me off that the Central American University (UCA) in Managua had put together a Microsoft Student Club and were about to organize their very first event at the university campus: Microsoft Installfest 2010.

It’s quite funny to see how they’re trying to copy the LUG formula with formal community structures and events.

Sad thing is that UCA was one of the leading universities in Nicaragua in terms of FOSS adoption and embracement of free knowledge and open content.

Anyway, I think this is a great opportunity for the local university LUG to show their muscle and try to hinder the Microsoft invasion.

Spammers beware!

Estoy harto de la cantidad de spam que recibo a diario en mi bandeja de entrada.

No me interesa comprar viagra (no tengo novia), o Rolex de 18 quilates (hace años que no uso reloj) o sistemas GPS para vehículos (no tengo carro)… así que dejen de mandarme todo ese correo basura!!!

El colmo de los colmos; alguien me mando hoy un correo spam, y a los cinco minutos el tipo (que no conozco) me manda una solicitud de amigos de Facebook. WTF!!??? Quiere que seamos spam-buddies???

De ahora en adelante, cada vez que me manden una cadena de correos ofreciéndome algún producto, daré inmediatamente un ‘reply all’ hablando mal del mismo… Ofertas de hospedaje para un hotel? Es un nido infestado de ratas! Aplicación para gestión contable? Está llena de bugs! Alarma contra incendios? Pegate fuego!

Spammers… you have been warned: get the hell out of my inbox!!!!

Then and now

No, it’s not a meme! :)

Then – Debian Slink

Now- Ubuntu Lucid

Los parásitos del Software Libre

A raíz del proyecto del Segmento de Informática de Canal 2, iniciado por Noel Vargas y con el apoyo de la comunidad linuxera de Nicaragua, han surgido una serie de comentarios en diversas listas de correos.

Muchos de los comentarios han sido positivos, nos han alentado a seguir adelante, señalandonos nuestras novatadas (no somos comunicadores, somos informáticos), pero han habido otros que desde el primer día se han dedicado a criticarnos solo porque sí.

Me refiero específicamente a algunos miembros de la moribunda R$LCAN.

Para comenzar, me gustaría dejar algo bien claro, el Segmento de Informática de Canal 2 no hubiera sido posible sin todo el trabajo que los GUL hemos hecho en los últimos 18 meses. Seamos realistas, a inicios del 2007 la comunidad de Software Libre era un cero a la izquierda.

Hoy en día, ya existen comunidades que no son solo de usuarios de Software Libre. Ahora tenemos a gente que desarrolla Software Libre (a nivel comunitario) hecho en Nicaragua, y por nicaragüenses.

Todo esto ha sacado a flote el enorme talento y la capacidad humana e intelectual que hay dentro de nuestra comunidad, y como consecuencia directa ya hay miembros de la comunidad -que antes estaban desempleados- desempeñandose en diversos puestos en el gobierno, organismos no gubernamentales, empresas privadas e instituciones educativas.

Y no son casos aislados. La comunidad ya está dando respuesta a la problemática del desempleo en nuestro país.

Nuestra comunidad está involucrada de lleno en proyectos pilotos de migración a software libre que están resolviendo problemas reales en las áreas más remotas y empobrecidas de nuestro país. Con esto estamos contribuyendo directamente con la transformación tecnológica de Nicaragua.

El componente educativo ha sido prioritario para nosotros, e iniciativas como la que estamos empezando a emprender con algunos colegios públicos, cómo el Guardabarranco, van a servir para sentar las bases de nuevos estándares en la educación básica de nuestro país.

Y si hablamos de transmitir conocimientos, de divulgar y dar a conocer las enormes posibilidades que nos brindan las tecnologías libres, hemos avanzado años luz en los últimos meses.

Hemos puesto a Nicaragua en el mapa. Todo el mundo sabe y reconoce el trabajo de la comunidad nicaragüense de Software Libre. Nadie lo niega.

A nivel local se publican decenas de blogs, sitios web, foros, artículos semanales en los medios de comunicación escrita, entrevistas radiales, y ahora, un segmento semanal en TV nacional.

El Software Libre ya no es clandestino en Nicaragua. El Software Libre ya no es para una minoría de eruditos.

Y es aquí donde estos señores se aprovechan para buscar de donde sacar dinero. Y eso no está malo. Ganar dinero del Software Libre es algo todos debemos buscar. El Software debe ser económicamente viable.

El problema radica en que estos señores jamás han apoyado a la comunidad. Se han quedado sentados de brazos cruzados y solo se mueven cuando ven que hay una oportunidad para hacer dinero.

Lo peor es que estoy seguro de que tampoco van a retribuir con parte de las ganancias a la comunidad. No tienen el principio que tenemos la mayoría de nosotros de devolver un poco de todo lo que obtenemos libremente.

Y para rematar, siguen hablando despectivamente de una comunidad que les está dando la oportunidad de comer… eso ya es estar escupiendo para arriba.

Señores, no sean sinvergüenzas y descarados… tengan un poco de dignidad.

No más Linuxeros, por favor!

Al leer las listas de discusión de algunos grupos de usuarios GNU/Linux de nuestro país me he puesto a pensar, con cierta preocupación; ¿Qué diablos estamos haciendo?

Y es que parece que últimamente estamos en una carrera frenética de migrar todo lo que tenga teclado y monitor a alternativas libres. Y francamente, para mí, es algo que no tiene sentido. Hasta es un poco tenebroso… tenebroso al estilo de las famosas bodas masivas de la Secta Moon.

¿Es qué realmente nos importa más la cantidad que la calidad?

En el camino, estamos dejando de lado un aspecto muy importante; el educar al usuario final acerca de porqué lo hacemos.

Y digo esto porque es bastante común encontrarse en las listas con comentarios de “usuarios de Linux” que aún no están convencidos de que Linux, o el Software Libre en general, es una opción válida y con mucho potencial para el desarrollo económico, social y político, en especial para países en vías de desarrollo como el nuestro.

Lo triste es que comentarios como estos, de supuestos linuxeros, tienden a confundir al público en general, y lo primero que se preguntan es; “Si ni ellos mismos están convencidos de lo que hacen, ¿Cómo pretenden convencerme a mí?”

Y tienen toda la razón…

¿Qué jodido estamos haciendo? ¡No más Linuxeros, por favor!

Yo uso software libre

A propósito de las elecciones municipales de noviembre próximo… ¿Cuánto saben nuestros políticos de software libre?

Bueno, parece que Marconi tiene la respuesta.

Duckspeak

La ignorancia puede ser curada, pero la estupidez es eterna.
- Matt Artson

Este domingo, nuestro amigo Giovanni Cuadra retorna con sus graznidos a las páginas de El Nuevo Diario con la pregunta; ¿Realmente existe el OpenSource?

Sin más preambulos, comencemos a analizar su “brillante” artículo:

¿Realmente existe el OpenSource? Es la pregunta que me he venido haciendo desde hace mucho tiempo, desde que Red Hat dejó de dar gratuitamente su distribución de Linux (la última fue la versión 9) y decidió que era momento de comenzar a cobrar por su software, que hasta el momento era gratuito.

Aclaremos esto de una vez por todas:

Software Libre (u Open Source) no es sinónimo de Software Gratis.

El Software Libre se puede distribuir a un costo, sea este 10 pesos o 10 mil, y es algo perfectamente legítimo.

De hecho, la Free Software Foundation (FSF), recomienda a los desarrolladores de software cobrar por sus productos como una forma de obtener fondos para el desarrollo del mismo.

Cobrar por un Software Open Source no es ilegal, y tampoco lo convierte en privativo. El asunto aquí es de libertad, no de precio.

¿Será que existe la posibilidad de que Novell siga esos pasos y suspenda la distribución gratuita de OpenSuse? ¿Y qué me dicen del OpenOffice, cuyo principal patrocinador es Sun Microsystems, que cobra por un software igual pero con distinto nombre?

Tanto OpenSuse, cómo OpenOffice.org se distribuyen bajo una licencia GPL.

¿Qué significa esto?

Bueno, que si bien es cierto que la Novell o Sun pueden cobrar por el software, también existe la posibilidad de que yo -u otra persona- lo compre, y lo suba a la red para que pueda ser descargado gratuitamente por otros.

El Software Libre me da la libertad de copiar el programa y redistribuirlo, de manera que pueda ayudar al vecino o a cualquiera.

Es bueno preguntarse ¿qué realmente buscan estas empresas al distribuir gratuitamente estos programas?

Todas las empresas buscan generar ganancias. Ese es su fin. Si no, no se llamarían empresas, serían instituciones de caridad. Por favor… no hagas preguntas estúpidas.

Regresando al caso de Red Hat, estuve revisando en su sitio web los precios de sus certificaciones, encontrándome que algunas son incluso más costosas que las certificaciones Microsoft. Entonces, ¿dónde está el beneficio? ¿Será que es más sencillo de usar?

Para entender los beneficios de utilizar GNU/Linux debes, en primer lugar, comenzar a utilizarlo.

En mi experiencia personal, aunque sé que Linux es a prueba de tontos, también reconozco que no es para cualquier tonto. O sea, Linux no es para todos, y comienzo a sospechar que definitivamente, Linux no es para vos.

…que si bien en la mayoría de sus tareas el usuario no necesita saber programación…

Qué bueno que hayas reconocido esto.

…tarde o temprano tendrá que hacer uso de la línea de comando para realizar una tarea tan sencilla como instalar un programa.

Falso. No es necesario utilizar la línea de comandos para instalar un programa. Para eso existen un montón de administradores de paquetes, fáciles de usar, y con su interfaz gráfica.

Por otro lado… ¿Cuál es el miedo a la línea de comandos? ¿Crees que las interfaces gráficas han existido desde los inicios de la era de la informática? ¿Cómo crees que se las arreglaban los usuarios en esa época? Seguramente ni tocaban la computadora, asustados como estaban, temblando del miedo ante la temible e infame pantalla negra.

¿Qué pasa si la computadora no tiene internet? Hay que ir al cybercafé a descargar el programa que necesitamos y listo…

Exacto. Al igual que necesitas Internet para actualizar el programa anti-virus o bajar las actualizaciones del Windows Update, o algún programa o controlador para tu sistema XP/Vista.

¿Cómo puede un software que necesita internet ayudar a la gente en su economía? Se supone que parte de los beneficios del SL es uno de esos, pero en países como Nicaragua el internet aún es un privilegio.

Bueno, también podés bajarte (o copiar o comprar) una copia del juego de DVDs de tu distribución favorita y no tendrás que depender de una conexión a Internet para instalar programas. Así de simple.

El OpenSource se entrega a como está, sin ninguna garantía. Está bien porque no cobran. El problema pasa cuando, por ejemplo, en un servidor Linux con samba se tiene algún problema inesperado. No me gustaría verme diciendo “quién podrá defenderme”.

En qué quedamos… ¿Se cobra o no se cobra? Niño… estás lleno de contradicciones.

Si querés soporte técnico calificado, hace lo que hace todo mundo; ¡¡Pagá!!

Si prentendes entrar al mundo del Software Libre exigiendo que todo te lo den gratis, estás mal… muy mal. Estás perdiendo de vista por completo cuál el es propósito general del Software Libre; Garantizar los derechos y las libertades del usuario a través de la cooperación mutua y el libre acceso e intercambio de la información.

Extraje este párrafo del libro Samba How To, página 75: “Samba-3 no es, y no puede actuar como un servidor Active Directory. No puede realmente funcionar como un PDC de Active Directory. Los protocolos para algunas de las funcionalidades de Active Directory controladores de dominio se ha aplicado parcialmente en una única base experimental…”

Me imagino que esto último lo pusiste para allanar el camino a la segunda parte de tu artículo (Software experimental y ¿es el OpenSource sólo para fines académicos?).

Lo esperaré con ansias.

El lobo Linux y la caperucita privativa – I parte

El clavo que sobresale siempre recibe un martillazo.
- Proverbio chino.

Los que estamos involucrados en la comunidad de Software Libre, promoviendo el derecho a la libertad del conocimiento y el acceso irrestricto a la información, siempre estamos expuestos a críticas.

A la mayoría no le gustan las críticas. A mí me encantan. Las críticas me confirman que estamos haciendo las cosas bien. Que a pesar de ser minoría, tenemos el poder de promover el debate, de poner en agenda el asunto de las libertades públicas en el campo de la informática.

¿Pero… cuál es el miedo? ¿Porqué tanta resistencia hacía el Software Libre?

En el caso particular de Nicaragua, la resistencia proviene mayoritariamente desde el propio gremio de informáticos.

En contraste, las personas no-informáticas les interesa poco o nada si el software es libre o privativo, o si la aplicación que están utilizando es gratuita o tiene un costo. De todas formas, en nuestro país, el software tiene un costo cercano o equivalente a cero. Nadie paga por licencias.

¿Cuál es el problema entonces que tienen los profesionales de la informática con el Software Libre, y en particular con GNU/Linux? ¿Cuáles son las razones que les impiden apropiarse de esta tecnología?

Razón económica

La situación económica afecta a todos los sectores productivos de nuestro país. Los profesionales de la informática no escapan a este fenómeno, y muchos de ellos están actualmente en el desempleo o en el sector informal (sub-empleados).

Es bastante común ver al informático, con su estuche de herramientas y su caja de CDs con software crackeado, ofreciendo los servicios de instalación de Windows pirata o Microsoft Office, por unos pocos pesos.

Para este informático, el Software Libre, representa una seria amenaza a su modus vivendi. El Software Libre se distribuye libremente, y muchas veces se instala sin costo alguno, ya sea por el dueño del equipo, o por terceros (en por ejemplo, festivales de instalación).

En pocas palabras, el Software Libre es su competencia.

Razón social

El aspecto social se manifiesta principalmente en el sector acádemico.

Todo profesional debe actualizarse constantemente, sin importar cuál sea su especialidad. Esto es válido también para los profesionales de la informática. El campo de las TIC es muy volátil. La tecnología de hoy no es la misma de la de hace cinco años, o dicho sea de paso, ni siquiera es la misma de hace doce meses atrás.

El problema radica en que algunos catedráticos de las universidades han quedado atrapados en los tiempos de Torquemada, y cuándo se quieren dar cuenta, ya hay alumnos que tienen conocimientos de los cuales ellos carecen.

Esto es particularmente cierto cuando nos referimos a las tecnologías libres.

El catedrático, al ver que se rompe el status quo, busca como descalificar y desacreditar esta tecnología que desconoce. Lo anterior también es aplicable a profesionales que laboran como soporte técnico en el sector público y privado.

Estas actitudes son producto del miedo a quedarse obsoletos.

Razón cultural

Por último, hay una barrera cultural.

Es muy difícil de entender para una persona que no está inmersa en el mundo del Software Libre, que hay toda una cultura, una filosofía y una ética -profesional y personal- que se manifiesta en las comunidades de Software Libre.

Hace un par de años escuché por primera vez el término “racismo digital”, y debo confesar que me resultó bastante gracioso. Sin embargo, con el pasar del tiempo me he dado cuenta que hay mucha gente que tiene un fuerte rechazo a todo lo relacionado con el Software Libre.

Y esto es fundamentalmente por el miedo a lo desconocido.

Siendo objetivo, esta última barrera -la barrera cultural- es un problema compartido.

Los usuarios que migran del mundo privativo a sistemas libres esperan que todo sea igual que antes. Están acostumbrados a que se les resuelvan los problemas y que se los resuelvan en el momento.

Por otro lado, en las comunidades libres, promovemos y alentamos a que el propio usuario busque la solución a sus problemas (no regalar pescado, sino enseñar a pescar). Y es aquí a veces donde se nos sale lo radical, mandando a la gente a RTFM, cuando nos agotan la paciencia.

¿Cuál debería entonces ser nuestra respuesta a estos tres problemas? ¿Qué estamos haciendo bien (o mal) para corregir esta situación?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.