Archivo de la categoría: Debian

Sobre distros libres y otros personajes imaginarios (Parte II de II)

Esta es la segunda y última entrega sobre Musix GNU+Linux. La primera parte la pueden leer aquí.

Instalando Musix

La instalación de Musix es muy fácil. Si alguna vez han instalado Debian saben a lo que me refiero.

El instalador gráfico de Musix es básicamente un debian-installer con el logo de Musix. Siguiente, siguiente, siguiente, aburridoooo, listo!

Problemas post-instalación

Tuve el mismo problema con la configuración de pantalla (ver Iniciando desde el Live DVD), y le aplique la misma solución en la entrada del GRUB correspondiente a Musix para que cargara las X correctamente.

Otro problema que tuve es que Musix no me reconoció la partición de Ubuntu (aunque sí reconoció a Windows). Esto es comprensible ya que Ubuntu utiliza el grub2, y Musix no.

Para solucionar este problema tuve que montar a mano la partición de Ubuntu desde Musix (pudiera haberlo hecho también desde un Live CD). Comencé creando un punto de montaje para montar la partición (sda5, en mi caso):

sudo su
mkdir /mnt/linux
mkdir /mnt/linux/boot
mount /dev/sda5 /mnt/linux

También monté /dev y /proc. La opción bind sirve para montar el contenido en otra parte. En este caso, estará disponible tanto en /dev como en /mnt/linux/dev

mount -o bind /dev /mnt/linux/dev
mount -o bind /proc /mnt/linux/proc

/proc es un directorio especial dinámico que contiene información acerca del estado del sistema, incluyendo los procesos que se están corriendo actualmente.
/dev contiene los archivos de dispositivos (en sistemas *nix cada dispositivo es tratado como un archivo).

Después copié el listado de sistemas de archivos montados a mtab:

cp /proc/mounts /mnt/linux/etc/mtab

Y utilicé chroot para ingresar a mi entorno de trabajo. chroot ejecuta comandos, o como en este caso, un shell interactivo con un nuevo directorio raíz.

chroot /mnt/linux/ /bin/bash

Si se cuenta con una partición /boot/ separada, se debe utilizar el siguiente comando:

sudo mount /dev/sda5 /boot/

Después es solo cuestión de reinstalar el GRUB:

sudo /sbin/grub-install /dev/sda

o

sudo grub-install /dev/sda

…y reiniciar el sistema. En este punto debe aparecer la entrada de Ubuntu en el GRUB, no así la de Musix. Pero eso es lo de menos, una vez iniciada la sesión en Ubuntu, se abre una consola y se restaura el grub2 con grub-install.

Descubrí un problema adicional días después mientras estaba editando el POSOL 5. De repente el sistema se ponía lento y a veces el Audacity dejaba de responder.

Abrí una consola y le di un top para ver que estaba consumiendo los recursos del sistema, y para mi sorpresa, tanto el procesador, como la memoria estaban a tope. Limité el uso de memoria de Audacity con cpulimit y quité el indicador del monitor del sistema del panel (parece mentira pero consume recursos a lo loco!), pero solo se resolvió el problema a medias.

No fue sino hasta que miré el problema más de cerca que me percaté de que no estaba montada la unidad de intercambio. Una vez resuelto eso, el resto fue un paseo sobre rosas.

Ubuntu había soportado el embate de la furia libertaria de Musix… me sentí orgulloso!! 🙂

Trabajando con Musix

Musix sirve. Punto. De hecho, buena parte del episodio número cinco del POSOL fue editado con Musix GNU+Linux.

Pero más allá de la aparente funcionalidad de este sistema operativo, es bastante incómodo trabajar con él. Su apariencia rústica y el descuido evidente en los detalles, hacen de Musix una distro con un entorno poco agradable para el trabajo diario.

La duplicidad de entradas en sus menús (algunas aplicaciones aparecen hasta en dos o tres lugares diferentes) no ayudan en mucho, y más bien refuerzan esa imagen caótica de una distro hecha “para salir del paso”.

Claro… muchos pueden argumentar que la fuerza de GNU/Linux es la posibilidad casi infinita de modificar el sistema, y estoy seguro de que puedo adaptar a Musix a mis gustos y preferencias, pero soy una persona que ni siquiera cambia el papel tapiz que viene por defecto en la instalación predeterminada. Mucho menos voy a dedicar un par de horas a embellecer y adaptar mi entorno de escritorio. Hay mejoras formas de perder el tiempo.

¿Libertad?

Aparte de las inquietudes que expresé en la entrega anterior, hubieron un par de interrogantes más que me quedaron acerca de Musix y el concepto de distros libres.

Una de esas interrogantes es sobre un punto específico de las directrices de la FSF para distros libres.

Una distribución GNU/Linux que se considera libre, y esto es algo que le critican mucho a Ubuntu, no debe sugerir a sus usuarios a que instalen aplicaciones o complementos no-libres.

Musix, al igual que Debian, tiene a Iceweasel como navegador predeterminado. Iceweasel es básicamente el navegador Mozilla Firefox, sin las marcas registradas de Mozilla (nombre y logo). Y al igual que en Firefox, en el menú Marcadores, trae un enlace a los populares complementos (add-ons) de Mozilla.

Aunque es cierto que algunos de estos complementos son libres, existen una gran cantidad que no lo son, incluyendo muchos de los más populares y utilizados por los usuarios de este navegador libre.

¿Acaso esto no es promover software privativo desde una aplicación libre?
¿O no aplica a las distros “bendecidas”?

Otra cosa, bastante simpática por cierto, fue encontrar en la wiki de Musix publicidad en Flash (OMG!).

Sí, sí… la publicidad es de terceros (Google), pero si yo fuera administrador de la wiki de Musix, me daría vergüenza tener algo así ahí. A menos que nunca visiten o le den mantenimiento a su sitio (lo que es bastante probable en vista de todo lo anterior) o tal vez no les interesa (algo que también puede ser cierto).

Conclusiones

Una distro libre es mucho más que sacar los blobs binarios de un kernel Linux.

Para crear una distro libre se necesita hacer una auditoría completa de todos los componentes del sistema, asegurarse de que todas las aplicaciones del sistema y del usuario cumplan con las recomendaciones y lineamientos para distribuciones GNU/Linux libres. Ahí no hay lugar para ambigüedades o medias tintas.

Pero mucho más que eso, es importante tomarse el tiempo de hacer una distribución GNU/Linux profesional, cuidando hasta el último detalle, para proveer a los futuros usuarios una experiencia agradable y gratificante.

Aunque por el momento, a menos que tengas seis años, o seas un apóstol más de la FSF, podés agregar a un nuevo personaje a la lista de criaturas imaginarias; las distros libres… justo ahí entre las hadas, los elfos y las sirenas de mar… bonito, simpático, pero demasiado bueno para ser cierto.

Anuncios

Sobre distros libres y otros personajes imaginarios (Parte I de II)

A cómo comentó Neville en su blog, para el episodio 6 del POSOL estuvimos preparando un especial sobre distros 100% libres, más no sabíamos que estábamos a punto de embarcarnos en una aventura al país de las maravillas.

Por afinidad, escogí Musix GNU+Linux, una distribución basada en Debian, que según sus desarrolladores:

“…es el resultado del trabajo colaborativo de toda una comunidad de usuarios y programadores. Es un Sistema Operativo Multimedia 100% Libre destinado a músicos, técnicos sonidistas, DJs, cineastas, diseñadores gráficos, y usuarios en general: una enorme colección de programas libres que pueden reemplazar Windows.”

La versión de Musix que probé es la 2.0 que fue liberada en noviembre 2009. La 2.0 viene en un Live DVD, y con soporte para castellano, gallego, catalán, euskera, inglés, portugués, francés, alemán e italiano. Musix 2.0 utiliza el kernel 2.6.29.4, al cual se le extrajeron todos los blobs binarios, creando así un kernel libre, especialmente adaptado y optimizado para esta distribución.

Realmente me entusiasmo mucho probar algo diferente, más algo que está basado en Debian y que está destinado a la creación multimedia. He estado bastante involucrado en los últimos tiempos en tareas creativas dentro de la comunidad, tales cómo la edición de audio y vídeo y diseño gráfico, y me gustaba la idea de toparme con algún juguete nuevo para experimentar y aprender cosas nuevas.

La víctima

Para mi asignación posolera, decidí utilizar a kai, la computadora de uso general que tenemos en la casa, y que es ocupada mayoritariamente por mi madre para tareas de navegación, chatear con la familia que vive en el extranjero y redactar los informes de su trabajo.

Las carácteristicas de kai son:

  • Procesador Intel Celeron 1.8 GHz
  • Memoria RAM 1 Gb
  • Disco Duro de 320 Gb con dual boot:
  • Windows XP
  • Ubuntu 9.10
  • Monitor LCD 17″
  • Sonido y vídeo integrado Intel
  • Módem 3G para navegación

El Ubuntu está en dos particiones ext4, una para el sistema y otra para los archivos de usuario. Windows habita en una sola partición.

Cómo pueden ver, no es una máquina de poder, es un sistema con una configuración bastante genérica que se podría encontrar en cualquier hogar u oficina en cualquier parte del mundo.

Iniciando desde el Live DVD

Realmente no me sorprendió mucho cuando Musix no cargó en su primer intento. Creo que traía ese prejuicio de que los kernels libres son malos, están desfasados y no reconocen correctamente todo el hardware. En fin, le di a Musix el beneficio de la duda, y luego de revisar de que el DVD estuviera bien quemado, procedí a probarlo en otras dos computadoras… sólo para obtener el mismo resultado.

Tras esa frustración inicial, me dirigí al sitio web de Musix para buscar información sobre mi problema en la wiki y en los foros de soporte… y ahí fue donde me llevé mi segunda decepción.

Es muy pretencioso llamar a la documentación de Musix, “documentación”. Acostumbrado a la avalancha de información en los sitios y listas de Ubuntu y Debian, sentí que la documentación es extremadamente pobre, para no decir casi inexistente. La falta de documentación no me iba a detener a mí, pero pensando en un usuario novel, buscando soporte para un problema cualquiera, me imagino que el nivel de deserción (gente que abandona Musix por no haber resulto X problema) debe ser bastante alto.

Al estar Musix basado en Debian, me imaginé que buscando en la documentación Debian iba a encontrar la solución a mi problema. Sin embargo, decidí intentar solucionarlo primero por cuenta propia, y ahí fue donde me di cuenta del verdadero problema.

En realidad era algo bastante trivial. Entre los comandos iniciales de la línea de booteo de Musix estaba declarado vga=768. Un simple cambio a vesa=1024 solucionó todo el problema!

Primeras impresiones

Superados los obstáculos iniciales logré iniciar Musix y lo primero que me llamó la atención fue la gran oferta de entornos de escritorio con la que cuenta. Musix puede utilizarse con KDE, KDE con Openbox, Blackbox, Fluxbox, IceWM, LXDE, Openbox, XFwm y Xfce.

No… nada de Gnome 😦 Gran punto en contra para Musix!!!

Inicié sesión con el escritorio por defecto, KDE, y a pesar de la incomodidad inicial (sí, soy un GNOMEro consumado!!), me adapté bastante rápido a este entorno y menos de media hora ya encontraba el camino a todas las aplicaciones y utilidades del sistema.

Una de las características interesantes de Musix es el escritorio hormiga (o más bien; los escritorios hormiga). Estos son siete escritorios virtuales (uno por cada letra), que contienen atajos relevantes a una cierta cantidad de aplicaciones. Por ejemplo, el escritorio a (audio), contiene atajos de escritorio para una gran cantidad de aplicaciones de audio (reproductores, editores, etc).

Aplicaciones en Musix

Musix 2.0 viene con una cantidad impresionante de software. Todo desde reproductores multimedia y editores gráficos hasta aplicaciones MIDI y software para solfeo. Para cada tarea que se les ocurra, Musix tiene por lo menos tres o cuatro alternativas diferentes.

Hay por lo menos cinco reproductores de audio, cinco editores de notas musicales, cuatro editores de texto, cuatro consolas, cuatro visores de imágenes, tres visores PDF, y un largo etc.

Esto implica que el software que se incluye, no siempre es de buena calidad, o no siempre es actual. Hay una gran cantidad de aplicaciones que parecen haber vivido sus momentos de gloria en la década de los ochenta, y uno se pregunta si realmente alguien sigue manteniendo estos paquetes.

Otro problema es la inconsistencia a nivel visual.

En Ubuntu estoy acostumbrado a que las aplicaciones se integren con el entorno de escritorio. Todas utilizan el mismo tema, el mismo juego de iconos, etc. y es, visualmente, una experiencia agradable para el usuario final.

En Musix, aunque hay algunas aplicaciones que se integran con KDE, hay otras que parecen malas copias de la versión tailandesa de Windows 98.

Es algo que es estéticamente muy feo, y que no contribuye en nada con la armonización de todo el sistema.

Reproducción de medios digitales

Me imaginé que Musix, al ser una distro libre, no me iba a reproducir formatos de audio o vídeo privativos.

Ubuntu y Debian, distribuciones muy criticadas por Richard Stallman y la FSF, no reproducen formatos privativos en una instalación predeterminada. Para poder reproducir MP3, por ejemplo, es necesario instalar códecs no-libres desde repositorios externos.

Para probar la reproducción de medios en Musix, me armé con una serie de archivos multimedia en formatos mp3, wav, wmv, mpeg, ogg y ogv. Todos estos, menos los últimos dos, formatos multimedia privativos, o no-libres.

Para mi asombro, Musix reprodujo todos los formatos privativos desde el Live DVD sin siquiera sonrojarse. Incluso, hubo un reproductor (somaplayer) que me dio problemas con los formatos libres, y los privativos los reprodujo sin chistar. ¿Irónico?

Al consultar con gente cercana al Proyecto GNU y a la FSF, me di cuenta que hay una gran ignorancia en cuanto a este tema.

Para poder reproducir formatos privativos, GNU/Linux hace uso de una serie códecs libres como FFmpeg y LAME. Este código está disponible bajo licencias libres, como la GPL (FFmpeg) y la LGPL (LAME), avaladas y reconocidas públicamente como licencias libres por la FSF.

Hasta aquí todo bien…

El problema es que codificadores de MP3, como LAME, implementan tecnologías que están cubiertas por patentes de software.

Los desarrolladores de LAME no ofrecen licencias que cubren estas tecnologías. De hecho, ni siquiera distribuyen los binarios que implementan esta tecnología, por ser ilegal en la mayoría de países. En cambio, se distribuyen estas implementaciones en forma de código fuente para fines educativos.

Hay otros decodificadores para GNU/Linux, como Fluendo, que pagan licencias a Fraunhofer and Thomson (dueños de la patente MP3) para poder distribuir binarios de forma completamente legal (aún en países donde aplican las patentes de software).

El gran dilema de todo esto, para mí, es meramente ético.

Si desarrollamos una distribución libre, que respeta las libertades individuales, y que además está alineada a la política de una organización que promueve los formatos libres, y que afirma, en las propias palabras de su máximo dirigente;

“Todas las patentes de software son dañinas, y todas las patentes de software restringen injustamente el modo en que puede usar su computadora…”

…entonces me pregunto;

  • ¿Porqué Musix, una distribución libre, soporta formatos no libres de forma predeterminada?
  • ¿No importa la libertad individual de cada usuario? (Por ejemplo, tanto en Ubuntu, como en Debian puedo decidir no reproducir formatos privativos y quedarme solo con formatos libres, en Musix no tengo esa opción)
  • ¿Porqué Musix incluye por defecto tecnología cubierta por patentes de software?
  • ¿No es algo contradictorio que por un lado se combata a las patentes de software y por el otro se utilice software patentado?

Fue entonces que me di cuenta… leyendo entre líneas el ensayo de Stallman me di cuenta de que;

“…podemos trabajar a la vez en la escapatoria a corto plazo y en la solución a largo plazo.”

De repente no me sentí tan malo. Los ubunteros, debianitas y fedoreros realmente no somos la plaga que dicen que somos. Tampoco San Ignucio es tan santo que digamos.

Anoche me fui a dormir con la conciencia tranquila.

Soñé con koalas gigantes recorriendo las calles de Managua jalandole las barbas a Matthew. Por un par de horas fui verdaderamente feliz

(continuará…)


Thank you!

Just to give a big THANK YOU to our amazing Latin American community who contributed to make the dream of a Ubuntu Open Week in Spanish come true.

Thanks to: Pablo Rubianes, Igor Guerrero, Eduardo Rosales, Dante Díaz, René Mayorga, Rubén Romero, José Angel Bonilla, Andrés Rodríguez, Adolfo Fitoria, Marcelo Gutierrez, Marconi Poveda, Efrain Valles and Diego Turcios.

Special thanks to José Ernesto Dávila, the ubuntu-ninja behind this event.

See you again at the Lucid Lynx UOW!!

uowes_btn04

Semana Ubuntera is rocking hard!

Yesterday was the first day of sessions of the Semana Ubuntera (or Ubuntu Open Week in Spanish). It’s our first UOW, so we didn’t expect many people to come.

Luckily, we had a great attendance; an average of +60-65 people in the IRC channel. It’s great for being a first-time-event and aimed at a community that hasn’t a big tradition of using IRC for communication.  You can find the logs of yesterday’s sessions here.

Today we’ll have some interesting sessions:

You’re most welcome to join us today in the #ubuntu-centroamerica channel, starting at 22:00 hours UTC.

Semana Ubuntera FTW!

In my last blog post, I talked about the organisation of the very first Ubuntu Open Week in Spanish. Well… we’re almost there!

From November 2-6, we’ll have a series of IRC workshops where you can learn about Ubuntu, talk to some of the developers and leaders of the community and find out how to contribute.

We have a pretty cool schedule with some interesting workshops about community, development, marketing, and the highlights of Karmic Koala.

We will also have the participation of our friends from the Debian community; Eduardo Rosales, leader of the Debian Nicaragua community, talking about how to contribute to the Debian project, and René Mayorga, Debian Developer from El Salvador, with a session on packaging.

There’s still a few slots available, so if you’re interested in giving a talk, please edit the wiki and add your name (yes! it’s as easy as that!).

The schedule of the Ubuntu Open Week in Spanish is here. You can also check out the schedule of the official Ubuntu Open Week (in English) here.

Ready, Set, GO!!!

The Software Freedom Day 2009 event is almost here!

We’re going to have a pretty cool event here in Nicaragua, so stay tuned and follow us via twitter and identi.ca for the latest news…

bannerH_650x150

Juntos lo hacemos mejor

Con este título, La Brújula, el primer semanario libre que circula en Nicaragua, dedica su edición de esta semana al software libre en conmemoración del Día de la Libertad del Software, a celebrarse este sábado 19 de septiembre.

Descarga la edición electrónica aquí.

mejor

Ilustración: Edwin Moreira/La Brújula Semanal/CC

Día Debian 09

Agenda completa en LinuxTour.org

DD09

Second day at the ECSL

DSC03746

Today is the second day at the Central American Free Software Summit in Estelí, Nicaragua.

We had some interesting working groups covering topics such as Free Software in Education, Free Software in Government, Licenses and Copyleft, and Free Software and Gender. Every work group is going to present their recommendations and some joint initiatives and projects for the Central American communities.

There were also some workshops at the ECSL; Drupal, Mono, Asterisk, Sugar, Django and best practices in programming. Also, a lot of discussions and informal meetings took place in the afternoon and several social activities are programmed for tonight.

So far, it has been an amazing experience. It’s great to get to know better our old (and new) friends from Central America and share and learn from all the experiences working with the local communities.

Photos by jimbo here.

Videos from Day 2 (.ogg):

Thank you!

Just to say a big THANK YOU! to the Spanish speaking community. Last Saturday, more than 4,000 strings were translated in the Intrepid Translation Sprint. I’m looking forward to have this kind of events on a regular (monthly) basis in the near future, or maybe a 5-a-day for translations?

What do you guys think?